cañón del leitzaran

Primeros descensos del Leitzaran en kayak

El río Leizaran es una pequeña joya que tenemos en el Cantábrico. Su caudal impredecible hace que sea difícil de encontrarlo en condiciones de navegar lo que lo convierte un poco en coto de los palistas locales. Por otro lado la dificultad y el caracter continuo del río hace que sea solo adecuado para palistas experimentados. Es por ello que cuando dan la alerta por lluvias en el Norte siempre haya un pequeño grupo de piragüistas que están atentos al medidor para cargar los kayaks y acercarse por allá.

leizaran

leizaran en kayak

El descubrimiento del Leitzaran como apto para el descenso en kayak se remonta al año 89 o 90 cuando Ibon Errazkin tras pasar unos días de acampada en el valle y ser desalojados por las fuertes lluvias caidas se fijó en el río y consideró que si bien la dificultad parecía alta se podría descencer. A los pocos días cargamos nuestras piraguas y nos acercamos al tramo descrito por Ibon. Reconocimos bien los rápidos y cuando íbamos a empezar apareció el guerda y nos impidió el primer descenso. Hacía falta un permiso!

En aquel entonces no era habitual la necesidad de permiso en los ríos que navegábamos pero Alberto Quemada (Txerokee) no tardó en presentarse en la confederación y pedirlo. La primera rección del funcionario fue de sorpresa pues era la primera vez que le alguien le pedía algo parecido pero no puso pegas y le dijo a ver para cuantas personas y cuanto tiempo lo queríamos. Txerokee que era muy astuto aprovechó la situación y los pidió como para unos diez años y unas cincuenta piraguas!

Con los permisos en la mano volvimos y a partir de entonces las dificultades fueron las que nos impuso el río. Era algo diferente a lo que estábamos acostumbrados. Los kayaks de plástico no existían todavía (o no habían llegado aquí) y descendimos en piraguas de slalom de fibra. Íbamos Txerokee, Ibon y yo y nos turnábamos para descencer cada uno de los rápidos. Gracias a que el caudal estaba alto conseguimos descender el tramo medio del recorrido actual sin más incidentes que una buena pillada en un rulo que engañaba bastante. A partir de entonces se llamaría el rulo Txerokee.

Aquí dejo un video de varios descensos en 1992:

Los dos cañones se quedarían para más tarde, cuando los kayaks de plástico hicieron su aparición y se empezó a considerar la posibilidad de salir airoso de un tramo inaccesible en aquellos momentos.

Hoy en día no se considera un río de dificultad muy alta pero eso no tiene que engañar a los palistas menos experimentados; el Leizaran es muy continuo y con el nivel un poco alto los rescates se complican. Hay que abordarlo con respeto y un buen equipo.

Ramon Etxaniz.

Primeros descensos del Leitzaran en kayak was last modified: Abril 7th, 2017 by Ramon Etxaniz

Un pensamiento en “Primeros descensos del Leitzaran en kayak

  1. bego

    “Ven, ven conmigo”… Buenísimo el final del video! Y siempre impresiona y parece increible que ese pedazo de río sea realmente nuestro Leizarán

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *