Dani en el Oyacachi

Kayak en Ecuador

Dani Arana nos envía una crónica del viaje que están realizando por Ecuador.

“Huyendo del frio polar que nos azota por esas nuestras tierras, decidimos viajar al centro de la tierra para remar en uno de los paraísos mundiales de las aguas bravas: Ecuador.

Dani en el Oyacachi

Dani en el Oyacachi

Nuestro primer destino es Baeza, en el valle del río Quijos. Igor e Iñaki, que llegan un día antes por caprichos de las compañías aéreas, toman contacto con el clima y los ríos ecuatorianos haciendo el Top Cosanga. Río de clase IV que encuentran con un buen paquete de agua.
Al día siguiente ya con Alex y Dani incorporados a la expedición, afrontamos el Quijos, un río de volumen que lleva muchísima agua. Los tramos elegidos para empalmar son de Baeza a Borja y Borja, que termina en la desembocadura del río Sardinas. Los tramos son de clase IV pero con el agua que baja se ponen de IV+. Bajamos como un tiro debido al agua que nos encontramos y llegamos a la desembocadura muy pronto, algo que nos induce al error y nos metemos en el siguiente tramo del río, el cañón del Chaco, de clase IV+ y que está muy pasado.
El cañón es impresionante en cuanto a paisaje y en cuanto a aguas bravas, con un paso destacado de clase V, el Toro. Con la llegada a la desembocadura del Oyacachi, terminamos una memorable jornada de aguas grandes, como dicen por aquí.
El tramo del día siguiente es el Alto Cosanga, que está debajo del Top. El tramo es de menor dificultad, clase IV ya que el nivel del agua ha bajado considerablemente del primer día. Este tramo no presenta especial dificultad y tiene un rápido nombrado, El Chibolo, que nos paramos a ver. A la salida, por fin, sale un poco el sol!

Descenso del Cosanga

Descenso del Cosanga

Aumentando un poco la dificultad, siempre bajo los sabios consejos de Rodrigo, nuestro hospedador, elegimos el Bajo Cosanga, una maravilla paisajística con un cañón que nos abre la boca a todos. El tramo es de clase IV y lo pillamos con un nivel medio de agua. El Cosanga es un afluente del Quijos por lo que desembocamos con sus aguas en él y nos llegamos hasta el río Sardinas, punto final del tramo de hoy.
Este día es el elegido para probar el asador que tiene Rodrigo, así que compramos carne de chancho o cerdo, unas verduras y Rodrigo pone carne propia de sus vacas. Todo bien regado con cerveza Pilsener.

Rápido Casa de Quesos

Rápido Casa de Quesos

Debido a las lluvias de estos días, no para de llover en este bendito país, parece que tiene agua el Sardinas, un río de clase IV muy continuo muy parecido a los nuestros, lleno de piedras y estrecho. Como también es afluente del Quijos, empalmamos con los dos cañones siguientes del mismo, El Chaco que ya hicimos el segundo día y Bombón, otra maravilla en todos los sentidos. El Quijos lleva menos agua que aquel día pero no pierde para nada el interés, no bajando nunca de clase IV de dificultad.
La salida está un poco apartada de la carretera principal, así que contamos con la amabilidad inmensa de los basureros de la comarca que nos suben en su camión, no preguntéis donde, hasta el pueblo de Santa Rosa.
Este día, después de comer claro está, decidimos visitar la cascada de San Rafael, un salto de agua de 150 metros en el río Coca. La carrera para visitar, ya que llegamos bastante tarde merece la pena y disfrutamos de un espectáculo que nadie se puede perder.

Cascada infranqueable?

Cascada infranqueable?

Continuando con el ascenso en la dificultad de los ríos y nos acercamos hasta el Oyacachi, de clase IV+ que está con un nivel de agua medio al principio y alto al final. El río es impresionante: continuo y con pasos muy bonitos, algunos no exentos de peligro. Probablemente el río más completo en todos los sentidos del viaje hasta ahora.
Después de varios días sin descanso, el cuerpo nos pide un día de relax, así que cogemos el bañador y nos subimos hasta los 3300 metros de altitud de las termas de Papallacta. Descansamos y nos relajamos entre aguas calientes y chorros. El resto del día sigue siendo un relax continuo.
Para finalizar nuestra estancia en esta magnífica cuenca de aguas bravas, decidimos darle a los tramos más exigentes del Quijos, la Casa de Queso, los Laureles para los locales, y el Puente a Puente. Los tramos son de clase IV+ y se encuentra con bastante agua. La Casa de Queso no nos parece un tramo bonito de río, con orillas rotas, pasos guarros y mucha piedra afilada. En cambio el Puente a Puente, aunque baja un pelo la dificultad, se presenta como un tramo muy continuo y mucho más bonito.
Nuestro siguiente destino: Tena. Muchos más ríos nos esperan.”

Kayak en Ecuador was last modified: abril 7th, 2017 by Ramon Etxaniz

2 pensamientos en “Kayak en Ecuador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *